Ex-pulsión

Por Rocío Gonçalves Losa.

El bufón se negaba a seguir
las risas del rey ya no lo satisfacían
más asco le producían.
El ridículo…
Sí.
Esfuerzos por hacer el ridículo,
mas… ¿No existieron tiempos en los que su actuar era valorado?
El quid residía en la categorización subjetiva.
Ahora era ridículo,
absurdo…
vomitó-se el bufón
vomitó de asco el rey
miraron-se a los ojos
y repararon en lo inmundo de la situación.

 

Rocío Gonçalves Losa (23) 
Abogada
rocio_goncalves@hotmail.com