Tiempo perdido

Por Alejandro Rothamel. Prendió un cigarrillo. Hacía un mes que no veía a Julia. Más precisamente, habían pasado veintitrés días desde … Más

Mar del Plata

Por Mercedes Ales Uría. Una mañana fuera de temporada en Mar del Plata es despertar de un pueblo que quiere ser … Más

XI

Por Carlos Santiago Maqueda. — Quiero confesarte algo. Le habla la mujer de veintitrés años que lo acompaña esta noche. En … Más

Cuando amar es mirar

Por Joaquín Astarloa. Solo. Desamparado. Despojado de todo, cuando “todo” significa una mujer. Nada tiene sentido, ni siquiera preguntarse si algo … Más

El hombre triste

Por Enrique Cadenas. Ese día, entró con otra expresión en su cara. No parecía ser el de siempre, sus cejas configuraban … Más

Las velas

Por María Soledad D’Agostino. La mirada le pesaba por la inundación incontenible de todos los recuerdos inertes. Él pensaba en un … Más

Ilusos

Por Francisco J. Urbina. – Llévate éste, Máximo, es lo mejor que hay – le dijo López, mostrando con sus manos … Más

Refugee

Por Tatiana Becco. The sun was scorching. The creatures around her were of a swallowing darkness, still they glistened. The black … Más

Encierro blanco

Por Mercedes Ales Uría. La habitación giraba, giraba, giraba. Giraba como un enorme cubo blanco, lleno de puertas cerradas, herméticas … Más

Muestra gratis

Por Enrique Cadenas. Cuenta la historia que, en tiempos en  los que no existían los dentistas ni los cinematógrafos, en … Más

El zaino y yo

Por María Soledad D’Agostino. No me dolieron los golpes: me dolió que me golpearan. De cualquier manera, hoy reconozco que actué … Más

Sin palabras

Por María Florencia Lopez. Endomina. Algo así había alcanzado a escuchar en la tele, sustancias que se activan o se aceleran, … Más

Maiteiko

Por Ezequiel Martelletti. Se dice que existen, sólo en la Argentina, más de doscientas escuelas de pensamiento que estudian la … Más

Trapped

Por Juan José Salinas. The last guest had gone. It was very late and I had to get up early … Más

Ballet

Por María Soledad D’Agostino. Quedé impresionado. Supe de inmediato, y sin sorpresa alguna, que jamás presenciaría una gracia semejante. Sus cabellos … Más